LIMPIA TUS CANDELABROS DE LATÓN VINTAGE Y DÉJALOS COMO NUEVOS
25 mar

LIMPIA TUS CANDELABROS DE LATÓN VINTAGE Y DÉJALOS COMO NUEVOS

Sois muchos los que tenéis en vuestra casa uno o más de los candelabros de latón que durante todos estos años han sido uno de nuestros top ventas en GIDLÖÖF.

Candelabros Gidlööf limpios

Si los usáis con frecuencia seguramente habréis notado que con el tiempo se ponen muy sucios con los restos de la cera de las velas utilizadas. Tomad nota de como los podéis devolver a su estado original.

Para la limpieza vais a necesitar:

  • Olla grande
  • Producto limpia metales (Aladin o similar)
  • Paño de cocina
  • Papel de cocina
  • Palillos
  • Hilo de algodón
  • Cuchara
  • Pinzas

En una olla grande vais a poner agua y la vais a poner al fuego hasta que empiece a hervir.

candelabros vintage gidlööf

Mientras el agua llega a su punto de ebullición puedes ir desmontando los candelabros que normalmente constan de varias piezas. Dependerá del tipo de candelabro que tu hayas comprado.

Introduce con cuidado las piezas dentro de la olla déjalas que hiervan durante un rato. Verás que toda la suciedad y restos de cera se desprenden y empiezan a flotar. Como si se tratara de un caldo, con una cuchara vas eliminando los restos en suspensión.

Coloca el papel de cocina al lado para poder quitar con rapidez esos restos de la cuchara con rapidez si no se te quedará la cera adherida a la cuchara. Como mas tiempo dejes hervir los candelabros más limpios quedarán.

A la hora de sacarlos del agua es muy importante que tengas en cuenta que:

  • La superficie del agua tiene que estar lo más limpia posible de restos flotantes
  • Usar una pinza para saca los candelabros pues estarán muy calientes.
  • Una vez fuera del agua hay que quitar los restos de cera lo más rápido posible con el papel de cocina para ya dejarlos enfriar.

MUY IMPORTANTE: ¡No tires el agua por la tubería podrías crear un tapón de cera!

Cuando se han enfriado empieza un trabajo que requiere paciencia. Con un palillo vas a sacar todos los restos que aun pueden haber quedado entre muelles y bordes. Normalmente se han quedado en blanco o verde.

Cuando veas que ya no queda casi nada, hay que empezar a tratarlo con el producto especifico para  limpiar metales que hayas elegido siguiendo sus instrucciones de uso.

Da tanto placer ver la diferencia entre uno limpio brillante y otro sin limpiar que no puedes parar.

Además te puedes llevar alguna emocionante sorpresa, como lo que me ha sucedido a mi. Este candelabro resulta que fue un regalo para una fiesta que se celebró en octubre de 1949. ¡Hace más de 70 años!. ¿No os parece increíble?

candelabros gidlööf escandinavos decoración

Limpiar los candelabros es cuestión de entrenamiento. Necesitareis tiempo, ganas y paciencia pero el resultado es maravilloso.